Liberbank, grupo del Banco CCM

Europa fuerza a reducir un 30 por ciento el tamaño de Liberbank, grupo del Banco CCM.

La Comisión Europea ha impuesto este jueves una reducción de tamaño del 30% de media a Banco Mare Nostrum (BMN), Banco Ceiss y Liberbank hasta 2017 y ha forzado la absorción de Caja3 por parte de Ibercaja. Estas son las condiciones de Bruselas para autorizar una inyección de capital de 1.865 millones de euros del fondo de rescate (MEDE) con el fin de garantizar su viabilidad futura.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha aprobado este jueves los planes de reestructuración de las cuatro entidades, condición previa para el desembolso de la ayuda europea.

En concreto, BMN recibirá 730 millones de euros (de 2.208 identificados en las pruebas de resistencia), Banco Ceiss se beneficiará de 604 millones (de 2.063 millones), a Caja3 le corresponden 407 millones (de 779 millones) y Liberbank recibirá 124 millones (de 1.198 millones).

En conjunto, los fondos del rescate europeo para estos cuatro bancos ascienden a menos del 30% de las necesidades de capital constatadas en las pruebas de resistencia, según ha explicado la Comisión en un comunicado.

El resto se cubrirá mediante el reparto de cargas (que aportará más de 2.000 millones de euros de capital), la venta de activos y otras medidas de gestión (más de 1.000 millones de euros), sin olvidar la transferencia de activos y préstamos tóxicos a la sociedad de gestión de activos Sareb (en torno a 1.000 millones de euros).

Con relación a 2010, la reducción de tamaño será superior al 40% en el caso de BMN, rondará el 30 % en el caso de Ceiss, y se acercará al 25% en el de Liberbank. Caja3 se integrará completamente en Ibercaja, lo que garantizará su retorno a la viabilidad en los cinco años del periodo de reestructuración.

Liberbank cotizará en Bolsa

España se ha comprometido a vender Banco Ceiss y a que BMN y Liberbank coticen en bolsa antes de que finalice el período de reestructuración. Caja3 dejará de existir como entidad independiente.

Bruselas exige a las tres entidades supervivientes reorientar su modelo empresarial para centrarlo en el negocio minorista y la concesión de préstamos a las pymes en las regiones en las que habían operado tradicionalmente.

Deberán dejar de prestar dinero a proyectos inmobiliarios, o mantendrán una actividad marginal en este ámbito, y limitarán su presencia en el negocio de banca mayorista. Esto contribuirá a reforzar sus posiciones de capital y liquidez y a reducir su dependencia de la financiación interbancaria y del Banco Central.

Todos los bancos se han comprometido a ceder una serie de participaciones industriales y filiales, cuyo producto contribuirá a financiar la reestructuración, limitando así la necesidad de ayuda adicional. Las cesiones limitarán aún más el falseamiento de la competencia provocado por las ayudas.

Por último, las entidades se han comprometido a adoptar las siguientes medidas: limitar las retribuciones abonadas en las entidades de crédito de titularidad pública; prohibir los pagos de cupón hasta que no se hayan aplicado plenamente las medidas de reparto de la carga sobre los instrumentos híbridos; no hacer publicidad de la ayuda estatal ni utilizarla para realizar prácticas comerciales agresivas. Asimismo, se aplicará una prohibición de crecimiento inorganico a Liberbank, Banco Ceiss y BMN.

Fuente. El país.

Jornada decisiva en Bruselas para el Grupo de CCM: gran expectación

La Comisión Europea (CE) aprobará hoy jueves los planes de reestructuración y de recapitalización de BMN, Caja España-Duero (CEISS), Caja3 y Liberbank, el grupo de CCM, las cuatro entidades españolas no nacionalizadas que necesitan ayuda pública de entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

El vicepresidente de la CE y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, dará a conocer a las 11.15 horas las exigencias de Bruselas para la reestructuración de ese segundo grupo de bancos españoles con necesidades de capital.

El mayor o menor éxito de la venta de activos por parte de las entidades o el impacto del traspaso a la Sociedad de gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocido como el “banco malo”, serán determinantes para fijar la cuantía final.

En esa cifra se incluirá la partida con la que el Estado se hará con una participación significativa en BMN y el banco fruto de la fusión de Caja España-Duero (CEISS).

Las condiciones de Bruselas

Las cuatro entidades conocerán las condiciones impuestas por Bruselas casi un mes después de que la CE haya aclarado el futuro de las nacionalizadas Bankia, Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia, a las que exigió, entre otras medidas, reducir su tamaño el 60 % y reducir a la mitad sus oficinas hasta 2017, a cambio de una ayuda europea que totaliza 37.000 millones de euros.

Según el informe de la consultora Oliver Wyman, Liberbank, donde se integra el Banco CCM, tendría unas necesidades en un escenario adverso de 1.198 millones de euros, Caja3 de 779 millones, el grupo BMN de 2.208 millones y el Banco CEISS de 2.063 millones de euros.

No obstante, estas cifras se han visto reducidas por la propia creación del llamado “banco malo”, que permitirá a las entidades desprenderse de activos tóxicos, así como por la venta de activos y quitas en los canjes de preferentes y deuda subordinada.

Se calcula que BMN requerirá menos de 400 millones de euros y CEISS ya ha comunicado que pedirá unos 600 millones.

Liberbank y Caja3, que nunca han recibido ayudas, podrían solicitar un préstamo de dinero público en forma de bonos convertibles contingentes (“cocos”, en el argot financiero), un instrumento que podrán recomprar en un plazo máximo de 5 años.

El banco malo

No obstante, Liberbank ha dicho que su única apelación a un instrumento público será al “banco malo”, al que transferirá parte de sus activos inmobiliarios y que cubrirá sus necesidades de capital a través de medios propios.

Los sindicatos dan por seguro que miles de empleados de estas cuatro entidades perderán su puesto de trabajo en los ajustes. “Unos 4.000 ó 5.000 en el peor de los escenarios”, según UGT.

El Banco CEISS ha planteado un plan que contempla el cierre de 250 sucursales y el despido de unas 1.000 personas.

BMN prevé continuar con el intenso proceso de reducción de oficinas que inició tras la fusión de Caja Murcia, Caja Granada, Penedés y Sa Nostra y disminuir la red en 100 sucursales más, hasta un total de 800, menos de la mitad de lo que tenía cuando nació.

Según los sindicatos, ello provocará una reducción de plantilla de unas 350 personas. Caja3 también se embarcará en un proceso de adelgazamiento, pues planea acometer 592 despidos y el cierre de 187 oficinas.

Liberbank es la única entidad de las cuatro que no contempla despidos en sus planes de ajuste, aunque sí recortes salariales y suspensiones temporales de contratos de hasta un año para “un máximo del 60% de la plantilla”.

Fuente. Europa press

Miguel Ángelo Merlo Pérez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 18 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: