Economía.- La riqueza inmobiliaria de las familias cae el equivalente al PIB español por la depreciación de la vivienda

 La riqueza inmobiliaria de las familias se ha reducido en alrededor de un billón de euros, el equivalente al PIB español, desde que tocara máximos en junio de 2008 al inicio de la crisis, en paralelo al desplome del precio de los inmuebles, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

   Los datos correspondientes al segundo trimestre del año reflejan que esta riqueza alcanzó los 5,1 billones de euros, lo que supone 390.211,3 millones de euros menos que hace un año y un descenso del 7,1%.

Sin embargo, en junio de 2008 la riqueza inmobiliaria de los hogares se situaba en 6,1 billones de euros, con lo que a lo largo de la crisis esta se ha reducido en un billón de euros, el equivalente al PIB español.

Desde el inicio de la crisis, el precio de la vivienda acumula un descenso del 46,5%, según datos de Tinsa, una devaluación de los activos inmobiliarios que está detrás de este desplome de la riqueza inmobiliaria de los hogares.

Además, transacciones de viviendas han caído vertiginosamente durante estos años. Como ejemplo, si en aquel junio de 2008 se vendieron 46.533 viviendas, en el mismo mes de este año se transaccionaron prácticamente la mitad, un total de 25.405 inmuebles, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Esta evolución del mercado de la vivienda ha hecho también que las viviendas terminadas hayan pasado de las 600.000 en 2008 a las menos de 200.000 en 2011, de acuerdo con los registros del Ministerio de Fomento, que sitúan el actual parque de viviendas en alrededor de los 26 millones de inmuebles.

EL PRECIO DE LA VIVIENDA PODRÍA CAER AÚN MÁS.

Por otro lado, la riqueza inmobiliaria de las familias podría descender aún más si la puesta en marcha del ‘banco malo’ se realiza con descuentos en el valor de los activos, que lleven a su vez a promotores y particulares a aplicar nuevos descuentos para adecuarse a estas rebajas y ser competitivos.

El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, ha señalado que, puesto que la banca sana ya está vendiendo sus pisos con descuentos similares a los que aplicará el ‘banco malo’ –previsiblemente en el entorno del 50%–, no es de esperar que su puesta en marcha suponga un cambio en las actuales circunstancias ni arrastre al mercado de la vivienda a nuevas rebajas de precios.

Sin embargo, ha advertido del peligro que se produzaca esa pérdida de riqueza en cadena, desde el sistema financiero hasta las familias que han patrimonializado sus ahorros. “Una mayor destrucción del valor de los activos al traspasarlos al ‘banco malo’ también conllevaría una mayor pérdida de riqueza en las familias y eso no es para nada bueno, porque significa una pérdida”, ha sentenciado.

Cuando China estornuda, el mundo se resfría

La desaceleración del gigante asiático alarma a los países que le exportan sus materias primas.

Durante el tercer trimestre de este año, la economía china «solo» creció un 7,4% con respecto al mismo periodo de 2011. En cualquier otro país, dicha cifra sería celebrada como un milagro, pero el Producto Interior Bruto (PIB) del gigante asiático debe elevarse por encima del 7% para generar empleo, ya que 25 millones de personas entran cada año en su mercado laboral. La proximidad a tan temida frontera ha hecho saltar las alarmas no sólo en Pekín, sino en el resto del planeta.

En este mundo cada vez más globalizado, la «locomotora china»parecía tirar del carro tras la caída del consumo en Estados Unidos y Europa por culpa de la crisis. Debido a su peso cada vez mayor, el más mínimo enfriamiento del progreso oriental es estudiado con lupa por los analistas internacionales, conscientes de que, al igual que ocurría antes con Wall Street, cuando China estornuda, el resto del planeta se resfría.

¿Aterrizaje suave o preocupante desaceleración? Esa es la pregunta que se hacen los expertos tras conocer los últimos datos del PIB chino, la cifra más baja desde el segundo trimestre de 2009. Tras el impacto de la crisis a finales de 2008, cuando se perdieron 20 millones de trabajos en la «fábrica global», el autoritario régimen de Pekín puso en marcha un plan de rescate de la economía que supuso una inyección de cuatro millones de yuanes (88.000 millones de euros) para capear el fuerte temporal.

El motivo es bien claro: su dinámico mercado de más de 1.300 millones de potenciales consumidores constituye, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el primer o segundo socio comercial de 78 naciones, que dependen de la robustez china en campos económicos esenciales. China absorbe ya el 65% de las importaciones globales de mineral de hierro -a principios de los 90 era sólo el 10%-, mientras que genera siete veces más acero que Estados Unidos y el Reino Unido juntos, lo que suma casi la mitad de la producción mundial. En la década pasada, dicha demanda de acero aumentaba cada año entre un 15 y un 20%, pero en 2012 sólo lo hará entre un 2 y un 4%.

Responsable Cuadro Macroeconómico: Matías Mecinas Sáez.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 18 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: