La subida de las pensiones, neutralizada por el nuevo IRPF y sin margen de acción

La nueva tributación del IRPF no sólo va a mermar la nómina de los trabajadores por cuenta ajena, sino también afectará las pensiones que superen los 9.000 euros anuales. A pesar de la subida del 1% por parte del Gobierno de Rajoy, los nuevos tipos se comerán parte de esa subida en la mayoría de los casos y, en otros, una pérdida del poder adquisitivo con respecto a 2011.

Así, el Ministerio de Empleo y Asuntos Sociales ha enviado una carta a los 853.072 perceptores de las pensiones más altas en la que les explica cómo les va afectar la subida del IRPF aprobada en diciembre del año pasado para reducir el déficit.

De esta manera, la pensión más alta del Sistema se queda en 2.016,55 euros al mes, tras aplicarle una retención del 20,07 %, frente a los 2.522,98 que se fijó como cuantía máxima a finales de 2011.

Según Empleo, por tipo de prestaciones, el cambio en el IPRF repercutirá en mayor medida sobre los perceptores de una pensión de jubilación (729.984 casos), seguidos de los titulares de una pensión de viudedad (95.191); incapacidad (27.200) y favor familiar (697).

Los técnicos de Hacienda (Gestha) destacan que la actualización de las pensiones apenas se notará en el bolsillo de los jubilados, y en algunos casos se verá incluso neutralizada por la subida de impuestos.

De este modo, y según sus cálculos, en España hay más de un millón de pensionistas (el 13,4% del total) que, al percibir prestaciones por encima de los 22.000 euros durante el pasado año, verán eclipsada su revalorización y terminarán perdiendo poder adquisitivo durante el próximo año.

Esto es así porque la revalorización de las pensiones es del 1% frente a la subida en el tramo del IRPF que es del 2%.

Tampoco es para tirar cohetes la situación de los pensionistas que ganen entre 9.500 y 17.700, ya que el incremento de la retención es del 0,75%, frente al 1% de la revalorización.

La pensión media de jubilación del sistema de la Seguridad Social es de 938,99 euros mensuales, que es poco más de 16.000 euros brutos anuales, mientras que la pensión media es de 824,56 euros, 13.550 euros anuales.

¿Hay mecanismos para deducirme en la próxima declaración de la renta?

Poco margen de acción tienen los pensionistas para neutralizar el nuevo IRPF. Las dos opciones más habituales para rebajar la factura con Hacienda es la adquisición por vivienda habitual y la aportación a planes de pensiones.

El primero por edad y por financiación del mercado no es una opción. El límite máximo deducible se encuentra en 9.015 euros anuales

En cuanto al segundo, desde 2007 y a partir de 65 años el límite fiscalmente deducible es de 12.500 euros anuales, siempre y cuando, y aquí viene la letra pequeña, no se haya iniciado el cobro de la prestación. Así que para aquellos que ya estén completando su prestación con un plan de pensiones tampoco pueden beneficiarse de ello.

Cuenta atrás para la declaración de la renta: cómo ahorrarse 2.768 euros en el IRPF

Faltan ya pocas semanas para que la Agencia Tributaria dé el pistoletazo de salida a la campaña de la Renta 2011. Los primeros podrán saldar sus cuentas a través del borrador, en la primera semana de abril, para el resto habrá que esperar a que se abra el plazo para presentar la declaración de la renta en mayo.

Que salga a pagar o a devolver tiene que ver mucho si hizo o no los deberes antes de las campanadas del año anterior. Gestha recuerda que un contribuyente, con unos ingresos declarados a Hacienda en torno a 30.000 euros anuales puede ahorrar hasta 2.768 euros en su declaración antes de que termine el año si se acoge a algunas de las deducciones más comunes que ofrece la ley del IRPF. Además, si antes del 31 de diciembre invierte 3.000 euros en algunas de estas partidas, el contribuyente podría ahorrarse entre 450 y 1.300 euros.

¿Se acordó de realizar alguno de estos consejos antes de finales del año pasado?

1. Planes de pensiones

Si tiene planes de pensiones, un buen momento para realizar aportaciones es a finales de año. El límite es de 10.000 euros, si bien aumenta hasta los 12.500 euros cuando el partícipe tiene más de 50 años. Además, este límite no puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas; o el 50%, para los mayores de 50 años.

Si el cónyuge no dispone de rentas netas del trabajo ni de actividades económicas o no son superiores a los 8.000 euros, los técnicos aconsejan realizar aportaciones a un plan de pensiones a su nombre por un máximo de 2.000 euros. También son deducibles las aportaciones a favor de familiares con discapacidad hasta un tercer grado de parentesco

2. Adquisición de la vivienda habitual

Gestha señala que el Gobierno de Rajoy recuperó la deducción por vivienda con efectos retroactivos desde enero de 2011. El importe máximo de inversión deducible de 9.040 euros anuales a un porcentaje de deducción de un 15%. Un contribuyente tipo podría lograr un ahorro de 450 euros por una aportación de 3.000 euros. A ello hay que añadir que hasta final de año se aplica un tipo impositivo de IVA del 4% a la compra de vivienda nueva en lugar del 8% normalmente aplicable.

3. Ampliación o rehabilitación de la vivienda habitual

Los técnicos aconsejan también desgravar las cantidades destinadas a ampliar la superficie habitable de la vivienda o a llevar a cabo la rehabilitación de la misma.

4. Deducción por obras de mejora en viviendas (reformas)

Una importante vía de ahorro fiscal es la nueva deducción por obras de mejora creada en 2010 y que se amplió el año pasado de modo que ya no sólo se aplica a la vivienda habitual sino también a cualquier vivienda propiedad del contribuyente (no afectada a actividades económicas). Estas obras no pueden ser pagadas en metálico. Los medios de pago deben ser tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuenta en entidad de crédito.

La mayoría de contribuyentes podrá practicar esta deducción ya que el límite de renta (base imponible) para poder aplicarla es de 71.007 euros, aunque a partir de 53.007 euros la deducción decrece progresivamente, siendo su cuantía cero para rentas superiores a 71.007 euros.

El importe máximo de inversión deducible anualmente también es elevado, 6.750 euros anuales a un porcentaje del 20%, ello supone un máximo de deducción de 1.350 euros. También se fija un límite máximo de inversión plurianual por vivienda de 20.000 euros (la deducción es aplicable hasta 31 de diciembre del próximo año).

5. Neutralice la tributación de las plusvalías por venta de vivienda habitual

En el supuesto de que haya vendido su casa el pasado año, la ganancia obtenida tributará al 19% hasta 6.000 euros y al 21% el resto. Pero existe una forma de neutralizar este pago: reinvirtiendo total o parcialmente el importe obtenido en otra vivienda de carácter habitual.

6. Minusvalías en sus inversiones

A finales de año es un buen momento para materializar las pérdidas generadas por algún fondo de inversión, acciones o derivados financieros, ya que supondrá un ahorro si se compensan con las ganancias patrimoniales obtenidas, sin que importe el periodo de generación de las mismas. Hay que tener en cuenta que no podrán adquirir esos mismos valores o similares en los dos meses siguientes a la venta.

7. Los trabajadores también pueden deducir

Una posibilidad para reducir nuestra factura fiscal es cotizar a colegios de huérfanos o entidades similares, pagar cuotas sindicales o las de colegios profesionales con carácter obligatorio. Este tipo de gastos, y algunos otros como los de defensa jurídica contra el empleador, podrían reducir las rentas hasta 300 euros. Además, pueden quedar exentos de tributación los rendimientos del trabajo percibidos por trabajos realizados en el extranjero, con un límite máximo de 60.100 euros anuales.

8. Aportaciones a partidos políticos

Las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos pueden reportar al contribuyente algún beneficio adicional, ya que también pueden deducírselas hasta 600 euros anuales, lo que supondría un ahorro máximo en la factura fiscal desde 144 euros hasta 276 euros según la renta y la aportación del contribuyente.

9. Cuotas solidarias

Los técnicos de Hacienda animan también a los contribuyentes a realizar donativos a alguna ONG, fundaciones, asociaciones declaradas de utilidad pública. El contribuyente podrá desgravarse entre un 30% y un 10% de sus aportaciones, quedando exentas las ganancias patrimoniales que se puedan imputar como consecuencia de la transmisión. La media de ahorro estimada sería de 75 euros.

10. Cuenta ahorro-empresa para crear una sociedad

Gestha recuerda que todos aquellos emprendedores que se animen a poner en marcha un negocio antes de cuatro años mediante Sociedad Limitada Nueva Empresa, podrán disfrutar de una cuenta ahorro-empresas, que permite deducirse el 15% de las aportaciones, con un límite de 9.000 euros anuales.

 Ángela Barchino Manzanares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 18 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: