El plan de empleo sumergido entra en vigor, con sanciones que se multiplicarán hasta por cinco

El plan de empleo sumergido entrará en vigor el día 7 de mayo, momento a partir del cual y hasta el próximo 31 de julio, los empresarios que lo deseen podrán dar de alta a la Seguridad Social a los empleados que no tienen declarados sin recibir la sanción administrativa correspondiente, según publica  el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Pasado este ‘periodo de gracia’ , se endurecen las sanciones administrativas a empresas y trabajadores, llegando a multiplicar las multas hasta por cinco en algunos casos.

En concreto, el plan establece que una empresa que incumpla la obligación de alta de un trabajador en la Seguridad Social tendrá a partir de agosto una sanción mínima de 3.126 euros, cinco veces superior a la actual de 626 euros, y máxima de 10.000 euros, frente a los 6.250 euros actuales.

Por otro lado, cuando el trabajador que compatibilice el cobro de la prestación por desempleo con trabajos ‘en negro’ la empresa verá incrementada la sanción mínima de 6.251 euros a 10.000 euros, mientras que la máxima se mantendrá en los 187.515 euros.

Los infractores se verán excluídos de las ayudas durante un periodo de dos años.

Más información sobre esta noticia

Iberdrola firma el primer convenio con los salarios ligados a la productividad

La empresa y los sindicatos, menos UGT, pactan subidas de hasta el 3,5% si se superan objetivos

Iberdrola y los sindicatos CC OO, Sindicato Independiente de la Energía (SIE), Asociación de Técnicos y Profesionales de la Energía (Atype), Unión Sindical Obrera (USO) y la Confederación General del Trabajo (CGT) han firmado en Bilbao el V Convenio Colectivo de la compañía, en el que de manera pionera se liga la revisión de salarios a la productividad. El convenio, cuyo contenido ha rechazado UGT, cuenta con el apoyo del 66,67% de la representación sindical y es el primero de una empresa del Ibex en la que se utilizan estos criterios de revisión salarial. En virtud del mismo, las subidas dependerán del resultado operativo del grupo.

Los trabajadores de la empresa contarán con un incremento anual del 1%, al que se sumará un 0,5% en caso de que se cumpla el 100% del objetivo fijado para el resultado operativo del grupo cada año, o un 2,5%, hasta alcanzar un máximo del 3,5%, en caso de que se supere el objetivo en un 120%.

En un comunicado, UGT, que cuenta con una representación del 28% en Iberdrola que le convierte en el sindicato mayoritario, expone los motivos por los que se ha negado a firmar el convenio, entre ellos el carácter “claramente regresivo” de la nueva fórmula por partir de un criterio “unilateral” de revisión. Además, lamenta que no se conozcan ni las variables sobre las que se realiza la revisión ni “quién las define y dónde se publican”, y que se mantengan “las desigualdades en las condiciones laborales para los trabajadores y trabajadoras en función de su antigüedad”.

Más información sobre esta noticia

Vicenta Megía Molero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 18 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: